30 mayo, 2020
Ortografia

Los errores ortográficos más comunes

Los errores ortográficos indican que no tenemos interés en nuestra lengua aparte de hacernos ver como alguien inculto. Hoy te traemos los errores más comunes.

Leer un texto con faltas de ortografía produce un dolor literal en los ojos del receptor y puede significar varias cosas; desde escribir demasiado rápido o tener un despiste, a exhibir un bajo nivel cultural o mostrar poco interés en el lenguaje.

Los errores ortográficos han existido toda la vida, pero actualmente se hacen más visibles a causa de las redes sociales, y para bien o para mal se vuelve inevitablemente nuestra carta de presentación. Para evitar el mal uso del lenguaje podemos leer mucho, utilizar el diccionario y repasar los textos que se escriben. A continuación, te traemos un listado de los errores ortográficos que se cometen comúnmente y logres evitarlos:

 

Tú y tu

Tú: es pronombre personal y se usa cuando te refieres a una persona.

Ejemplo: Tú eres muy valiente.

Tu: se refiere a un objeto de posesión.

Ejemplo: Tu chamarra me gusta.

escritura

Mí y mi

Mí: se refiere a un pronombre personal.

Ejemplo: Me probé a mí mismo que era posible lograrlo.

Mi: se refiere a un objeto de mi posesión.

Ejemplo: Mi perro se divierte con el agua.

Haber y a ver

Haber: es un verbo que señala que existe un objeto o cosa.

Ejemplo: Debe haber algo que se pueda hacer.

A ver: es la suma de la preposición a y el verbo ver.

Ejemplo: Voy a ver si ya están los resultados.

Hay, ahí, ay

Hay: es la conjugación del verbo haber.

Ejemplo: Hay muchos libros que leer.

Ahí: es un adverbio que señala un lugar.

Ejemplo: Ahí es mi casa.

Ay: es una interjección u onomatopeya, como eh, ah, ups, ouch.

Ejemplo: ¡Ay me duele mucho!

apuntar

Él y el

Él: se refiere a un pronombre personal.

Ejemplo: Él es mi novio.

El: es un artículo, como la, los, las.

Ejemplo: El tornado arrasó con todo.

Allá, halla, haya, aya

Allá: señala un lugar en el espacio.

Ejemplo: Vamos para allá.

Halla: es la conjugación del verbo hallar.

Ejemplo: No hallo explicación para lo que ocurrió.

Haya: se refiere a un árbol llamado “haya” y a su madera, también al Tribunal de La Haya; y finalmente al verbo conjugado de haber.

Ejemplos: El haya se secó por el otoño.

Espero que haya lugar para mí.

Aya: Es un sustantivo femenino que significa ‘mujer encargada en una casa del cuidado y educación de los niños o jóvenes’.

Ejemplo: La vieja aya seguía llevando a los niños al parque.

haya

Más y mas

Más: es un adverbio de cantidad, que designa una cantidad mayor.

Ejemplo: Quiero quedarme más tiempo en la fiesta.

Mas: es una conjunción, sirve para unir dos oraciones, es como: pero, aunque, sin embargo.

Ejemplo: Me quiero quedar más tiempo en la fiesta, mas mi padre se molestaría.

Yendo y llendo

Yendo: es el gerundio del verbo ir.

Ejemplo: Se está yendo más rápido que de costumbre.

Llendo: es una forma incorrecta de escribir, no existe.

Ha y a

Ha: es una forma del verbo haber y se escribe siempre que va seguido de un participio.

Ejemplo: Ha llegado el correo.

A: es una preposición que nos sirve para indicar tiempo o lugar.

Ejemplo: Vamos a la playa.

correo

Hecho y echo

Hecho: es el participio del verbo “hacer”.

Ejemplo: Me dijo que no había hecho la cena.

Echo: primera persona del presente de indicativo de “echar”.

Ejemplo: Te echo de menos.

Vaya, valla y baya

Vaya: es el presente subjuntivo de ir, y/o su imperativo, además de ser usado como interjección.

Ejemplos: Vaya despacio.

Vaya directo a su lugar de trabajo.

¡Vaya chico tan agradable!

Valla: línea de estacas clavadas al suelo que se usa para circundar un lugar; un obstáculo a saltar; también se refiere a las carteleras que se ponen en las calles con fines publicitarios.

Ejemplos: La vecina puso una valla de púas en su jardín.

Él saltó todas las vallas.

La valla dice que hay ofertas en…

Baya: Tipo de fruto carnoso con semillas rodeadas de pulpa.

Ejemplo: Los arándanos y las fresas son bayas.

bayas

Calló, callo, cayo y cayó

Calló: pretérito perfecto del verbo callar.

Ejemplo: De pronto se calló y echó a llorar.

Callo: se refiere a durezas que por lo regular se presentan en pies y manos.

Ejemplo: Le salió un callo por usar zapatos apretados.

Cayo: es un montículo de arena, una isla.

Ejemplo: En el Golfo de México hay muchos cayos.

Cayó: es el pretérito perfecto del verbo caer.

Ejemplo: El muchacho se cayó de su motocicleta.

Porqué, porque, por que y por qué

Porqué: es un sustantivo sinónimo de causa, razón o motivo.

Ejemplo: Le pregunté a Andrea el porqué de su rechazo hacia mí.

Porque: es una conjunción que equivale a puesto que, dado que, ya que…

Ejemplo: Es fácil subir de categoría porque solo queda un partido.

Por qué: es la combinación de la preposición por y el interrogativo qué. Se reconoce si se le agrega la palabra razón.

Ejemplo: ¿Por qué no me has dicho dónde ibas? // Le preguntaron por qué (razón) había mentido.

Por que: es la combinación de por y el pronombre relativo que y se reconoce fácilmente porque siempre se puede intercalar un artículo entre ellos. Además de casos donde llevan además una oración subordinada introducida por la conjunción que.

Ejemplos: Este es el motivo por (el) que te llamé.

Están ansiosos por que empecemos a trabajar en el proyecto.

Ahora que sabes las diferencias entre estas palabras, puedes usarlas adecuadamente.

Fuentes: esquirelat.com y diarioinformacion.com

Ortografia

Más contenido

Categorías