7 abril, 2020
¿Cómo percibe el mundo un bebé? - 1

¿Cómo percibe el mundo un bebé?

Existe la creencia de que un recién nacido no se entera en absoluto de lo que ocurre a su alrededor. Sin embargo, esto se trata de otro de los muchos mitos urbanos que existen alrededor del mundo del neonato:

Gracias a la ciencia, se ha podido confirmar que, tras el alumbramiento, un recién nacido ya cuenta con el potencial necesario para captar estímulos en su entorno.

Si bien es cierto que el organismo del bebé se encuentra en una etapa de inmadurez, en la cual aún le falta mucho por desarrollar, sus sentidos ya están activos y comienzan a presentar una serie de reflejos primarios.

Su vista

Los bebés recién nacidos apenas ven, teniendo un rango entre 20 y 30 centímetros, pero esta distancia es lo suficiente como para reconocer el rostro de mamá cuando esta le da el pecho… Entonces, la vista de mamá no solo se asocia a su imagen, sino que los otros sentidos pueden entrar en combinación para crear un mundo de sensaciones agradables relacionadas con ella: su olor, su tacto, su voz…

Como el sentido de la vista está poco desarrollado (y es el que más tarda), probablemente vean en blanco y negro, en escala de grises.

Durante los primeros meses reconocerán objetos, como chupetes o peluches, pero les interesarán mucho más las caras.

Hasta la sexta o séptima semana observan sobre todo los contornos y los contrastes fuertes. Ya, a los cuatro meses, se fijan en los detalles y sus ojos ya no se mueven perdidos, lo hacen con precisión. Poco a poco van ordenando su diminuto mundo.

A los seis o siete meses la agudeza de su visión ya se puede adaptar a las diferentes distancias y reconocen a sus padres y a sus hermanos mayor a una distancia de varios metros. Pero también identifican a los desconocidos y se asustan.

¿Cómo percibe el mundo un bebé? - 2

El tacto y su influencia

El tacto es el sentido más importante para el bebé, ya que necesita ser tocado, abrazado, acariciado y cogido. Los besos, las caricias, los masajes, los baños… descubren múltiples sensaciones los pequeños, los relajan y reconfortan. Hay muchas razones para coger a los niños en brazos y en la base está el sentido del tacto.

A los seis meses ya pueden extender la mano con precisión hacia el sonajero o tocar sus peluches, y es entonces cuando el mundo de los objetos se abre ante ellos. Cada vez que gira la cabeza descubren algo nuevo y, además, pasan cosas sorprendentes: los objetos aparecen y desaparecen por arte de magia.

Tardarán otro medio año en poder comprender que, aunque los objetos se escondan, no dejan de existir.

¿Cómo percibe el mundo un bebé? - 3

El gusto de los bebes

El tacto va unido al gusto en muchas ocasiones ya que, cuando crecen, aquello que tienen al alcance de la mano se lo llevarán a la boca para explorar. Al principio, saborea la leche de mamá, pero incluso con este menú exclusivo durante seis meses el bebé va a recibir distintos estímulos.

Y es que incluso, antes de nacer, los sabores de la dieta materna llegan al líquido amniótico, por lo que el feto va teniendo diferentes experiencias gustativas.

Como curiosidad, los estudios indican que la dieta de la madre puede afectar el sabor de la leche materna. Los primeros sabores a los que se expone un bebé pueden modular sus preferencias gustativas más adelante. Por ejemplo, es más probable que una madre que comió alimentos picantes mientras daba el pecho al bebé tenga un hijo que crezca prefiriendo este tipo de alimentos. (¿Quizás esa puede ser una de las razones del por qué a los mexicanos les guste tanto el picante? :o)

¿Cómo percibe el mundo un bebé? - 4

Su audición

Ya en el útero materno los bebés desarrollan el sentido del oído y una vez que nacen los sonidos se van a amplificar y a multiplicar. Desde el vientre materno escuchan el latido del corazón de su madre, el gorgoteo del sistema digestivo e incluso el sonido de su voz y de las voces de otros miembros de la familia.

Al principio, cuando nace, el bebé reconoce la voz de mamá y pronto irá ampliando el abanico de voces y sonidos reconocibles. Se puede sobresaltar por los sonidos bruscos y tranquilizarse con los continuos y graves.

El olfato de los bebés

Se cree que la experiencia olfatoria ya está presente de algún modo en la vida intrauterina. El recién nacido aprende el olor de su madre para alimentarse y necesita estar cerca de ella para asegurarse el alimento, además de sentirse protegido. En la oscuridad, es capaz de saber dónde está mamá por su olor.

Los bebés se alejan de olores fuertes, ya que prefieren los aromas dulces y suaves como el de la leche materna.

¿Cómo percibe el mundo un bebé? - 5

Primeros pasos

Empieza una nueva etapa y los pequeños tienen muchas ganas de descubrir el mundo. ¡Por fin pueden acercarse ellos mismos a las cosas más interesantes! Pueden decidir en qué dirección quieren ir y qué cosas quieren investigar.

A esta edad, por la cabeza del niño pasan dos posturas contrapuestas: el vínculo con su madre, es decir, la seguridad que le aporta y la curiosidad que le ayuda a desarrollar su inteligencia. Para descubrir el mundo solo necesitan tener cerca personas en las que confían. Son su ancla y siempre vuelven a ellas para recuperarse.

Dos años

Además, ya empiezan a hacer planes y no entienden por qué los mayores no les dejan hacer lo que quieren. Ana ve el equipo de música de mamá. Es un juguete muy divertido porque tiene muchos botones y siempre se enciende alguna luz cuando los tocas. ¿Hoy también saldrán las luces? La pequeña no puede contener las ganas de hacer la prueba y no se acuerda de que ayer mamá le prohibió tocar los botones. Hoy le ocurre lo mismo y ella no entiende por qué mamá la regaña. ¿Es que no ve lo bonito que es este juguete? Anna se siente confundida y llora. Y lo hace porque, con esta edad, ya sabe lo que quiere.

También anticipan las cosas que vendrán. Saben que por la noche les lavarán los dientes y luego les leerán un cuento. De esta forma, los pequeños ordenan su mundo y sienten que está bajo control. Pero, ¿qué sucede si mamá no tiene tiempo y no le lee su cuento por la noche? Se sienten perdidos, todo se vuelve un caos. La seguridad desaparece y se enfadan porque solo perciben confusión. Todavía son muy pequeños para recuperar el orden rápidamente.

¿Cómo percibe el mundo un bebé? - 6

Un mundo sin límites

Con cuatro años su mundo ya es casi inabarcable porque no tiene fronteras lógicas. Su mundo está mucho más vivo y lleno de variedad que el de los adultos, pero también es mucho más inquietante y amenazador. Piensan que los objetos pueden moverse y sentir igual que ellos.

A Mario le asusta el enano que desde hace un par de semanas vive en el armario de los zapatos. A veces, monta un número con mamá porque se niega a ponerse los zapatos, no quiere que el enano malo le muerda los pies. Aunque su mamá le muestre el armario y le diga que no hay nadie, ella sabe muy bien que estará por ahí escondido.

Los niños no piensan como los adultos, no distinguen entre realidad y fantasía. Para ellos, un personaje de dibujos animados de la televisión es tan real como el enano del armario de los zapatos. Que mamá y papá no lo entiendan les confunde porque necesitan explicaciones para todo. A ellos les gustaría saber qué hacen los dibujos animados cuando ellos no los ven.

Fuentes:

Temática sugerida por: Erikson Sanchez

¿Cómo percibe el mundo un bebé? - 7

Más contenido

Categorías